martes, 15 de julio de 2014

La Ley del embudo


Sólo dos ejemplos, pero hay muchísimos más:
Elía María Blanco, exalcaldesa de Plasencia ha sido hallada culpable de los delitos de fraude y prevaricación, junto al constructor José Antonio Romero y condenada a dos años y medio de prisión (http://www.publico.es/espana/533900/elia-maria-blanco-condenada-a-dos-anos-y-medio-de-prision).

Mientras, Ana y Tamara han sido condenadas a tres años y un día de cárcel. Ana está embarazada de tres meses y puede que su hijo tenga que nacer en prisión. ¿Su delito? Formar parte de un piquete de medio centenar de personas donde alguien –no está probado que fuesen ellas– lanzó pintura a una piscina durante una huelga en el 2010 (http://www.eldiario.es/escolar/Carcel-sindicalistas_6_259384061.html).


Otro caso: Carlos y Carmen (en la imagen), condenados a 3 años de prisión por participar 
en un piquete en Granada durante la huelga del 29M de 2012.

Estas son las cosas que hay que cambiar. La Ley del embudo: el lado de la justicia ancho y cómodo para los políticos de la casta, los banqueros, los ricos y los poderosos. Y el lado estrecho y difícil para los demás.