viernes, 25 de julio de 2014

Según reciente estudio, los humanos propician la sexta extinción masiva sobre la Tierra


La biodiversidad actual del planeta, el producto de 3.500 millones de años de ensayo y error evolutivo, es la más alta en la historia de la vida. Pero puede estar llegando a un punto de inflexión






Haced "click" en estas maravillosas imágenes para poder ampliarlas y disfrutar de ellas, porque quizá las perdamos para siempre

La biodiversidad actual del planeta, el producto de 3.500 millones de años de ensayo y error evolutivo, es la más alta en la historia de la vida. Pero puede estar llegando a un punto de inflexión. Un grupo de científicos advierte de que la pérdida y el deterioro de los animales está contribuyendo a lo que parece ser los primeros días de la sexta extinción biológica masa del planeta. En los últimos 500 años, más de 320 vertebrados terrestres se han extinguido. Las poblaciones de las especies restantes muestran una disminución promedio del 25 por ciento en abundancia. La situación es igualmente grave para la vida de los animales invertebrados.

Según informa un reciente estudio sobre el impacto de los humanos sobre el número de animales en declive, este descenso importa por los enormes beneficios que los invertebrados, como insectos, arañas, crustáceos, babosas y gusanos, tienen en la vida diaria de los hombres, como la polinización y el control de plagas en los cultivos, la descomposición y el ciclo de los nutrientes, la filtración del agua y la salud humana.

El estudio, publicado en la revista 'Science' y liderado por 'University College London' (UCL), en Reino Unido y las universidadades de Stanford y de California en Santa Bárbara(UCSB), ambas en California, Estados Unidos, se centró en la desaparición de los invertebrados, en particular, porque los grandes vertebrados se han estudiado ampliamente. Encontraron cambios generalizados similares en ambos, con una disminución en curso en los invertebrados que sorprendió a los científicos, ya que, anteriormente, habían sido vistos como los supervivientes de la naturaleza.